CARNE

La hamburguesería Carne viene generando revuelo en las redes sociales, y me pareció una buena excusa para ir y probar de que se trataba el hype.

A primera vista el local es muy vistoso. La verdad que esta muy bien puesto. Las dos veces que fui eran dias de muchisimo calor, y adentro no se sentia nada. Ni siquiera los olores de la cocina que serian esperables.

La atención fue bastante rápida, especialmente por la segunda vez que fui, donde la fila llegaba hasta la puerta del local.

Así como entre, a los 2 minutos ya estaba pidiendo, y la hamburguesa me la dieron a los 5 minutos de haber hecho el pedido. Bastante expeditiva la cosa, y eso que el local estaba totalmente detonado de gente.

Ahora si, el tema de los precios… es un poco salado. si lo comparas con el resto de las hamburgueserías esta unos 50~ pesos por encima del resto, que no parece tanto, pero es un salto de hablar de una media de 150 pesos a 200+

Me pareció bastante llamativo que haya todo un marketing atrás de la marca CARNE. Alguien habrá comprado algún gorro, delantal o remera?

Algo a resaltar es que tambien, en las dos veces que fui, la gerenta del local estaba saludando y charlando con los clientes uno por uno. Tal vez suene un poco exagerado o trivial, pero realmente hace la diferencia que el responsable este en plena hora pico poniendo la cara y ayudando a que el negocio camine. No por nada esta el dicho “el ojo del amo…”

Después de pedir, te dan un beeper al mejor estilo Burger54. Una vez que suena te entregan recién ahí todo el pedido con tu bandeja.
Para mi gusto esto es mejor, por mi paciencia siempre me termino la bebida o me queda muy poca para cuando ya tengo la comida enfrente mio.

Las papas son bastante contundentes, cortadas gruesas, estilo caseras. La gaseosa si bien es en lata la mantienen muy fria, y eso para mi es un puntlo importante. No hay mayor decepcion que cuando no te pueden ofrecer tu bebida mas que “fresca”. Esta estaba deliciosamente congelada.

La hamburguesa por tener un solo paty es MUY contundente. Sorprendentemente lo que resalta no es el gusto de la carne en si, sino el resto de los acompañamientos. El pan es muy suave y con un tostado bien logrado, la lechuga muy fresca, el queso bastante contundente y con un huevo que no tiene gusto ni a hervido insulso ni a aceite quemado. Muy bien hecha.

Habia leído muchos reviews donde esta hamburguesa no la tenían muy alto, pero prefiero algo simple con mucho gusto y visiblemente fresco y de calidad antes que una masa amorfa de albóndigas apiladas con queso.

En resumen, me pareció una muy buena hamburguesa, un local muy bien puesto y muy cómodo, es muy grande, no hay problema en encontrar lugar donde sentarse ya sea adentro o afuera (por mas que haya muchísima gente).

El único problema si es que tuviera que encontrarle uno es el precio de su mejor “combo” que es la hamburguesa completa.

Share

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *